ECOCIDIOS: ILUSTRACIONES AMBIENTALES

Entrevistamos a la responsable de los dibujos y (muchas veces) el guión de  Ecocidios, un espacio de tiras ambientalistas y ecológicas que proponen difundir problemáticas ambientales. 

¿Cómo surgió Ecocidios?
Siempre me gustó dibujar, y desde muy chica me conmovieron las problemáticas ambientales. Decidí dedicarme a estudiar y trabajar en el campo ambiental, lo que me permitió comprender las problemáticas y lograr una buena cuota de indignación basada en evidencia ante el grado de depredación humana sobre la naturaleza. Y creo que es en el momento en que el conocimiento pasa de ser un contenido objetivo a atravesarte emocionalmente que necesitas canalizarlo.

Ecocidios para mí es eso, un mecanismo para canalizar eso que se acumula, esa sorpresa ante la incomprensión de nuestra sociedad de la crisis eco-social en la que está inmersa.

Hay múltiples maneras en las que los y las activistas pueden aportar: a algunos se les da mejor organizar charlas, acciones callejeras, trabajar en educación, hasta en la preparación de leyes, por decir algunas. Yo me suelo sumar a todo eso, pero creo que poner los problemas y las propuestas en clave gráfica es el aporte con el que me siento más cómoda y más disfruto. A veces, una idea compleja puede hacerse entender mucho más fácilmente a través del dibujo.

Ecocidios surge una noche de viaje pensativo mirando las calles de Buenos Aires por la ventana del colectivo 168, después de años de haber estudiado y trabajado en temas ambientales, después de haberme sumado a una agrupación ecologista, en un período de participación en la agrupación post-extractivista “Hacia el Buen Vivir” y después de haber encontrado un compañero con el que compartimos ideología, preocupación y humor. Este compañero es hoy consejero y co-guionista de Ecocidios.

¿Tienen referentes dentro de la temática?

Nuestros referentes son los de la ecología política y el pensamiento ecológico, los del Sumak Kawsay o Buen Vivir, los promotores del Decrecimiento y los y las activistas que día a día ponen el cuerpo en las luchas socio-ambientales. Jorge RiechmannVandana ShivaGeorgescu-Roegen, Serge Latour, Alberto Acosta, Eduardo Gudynas, Myriam GorbanCarlos Merenson, Berta Cáceres, las madres de Ituzaingó… por mencionar algunos.

 

¿Cómo es la forma de trabajo?
La forma de trabajo está principalmente basada en la escucha, la reflexión y el debate. Sobre todo el buen debate que lleva a asociaciones libres, similitudes, metáforas y chistes. También a veces le pregunto a gente a mi alrededor qué es lo que les indigna en lo ambiental. A veces se enciende la chispa y otras no. He oído a más de un humorista gráfico decir que la buena idea sólo surge entre decenas que no sirven.  Una vez encontrada, sólo le doy un poco de vueltas antes de plasmarla en el papel, escanearla y subirla a la página de facebook. Sólo recientemente he abierto una cuenta de Instagram, pero necesito entrenamiento con ella.

¿Tiene hitos, metas alcanzadas? 
El primer hito importante fue el alcance de una de las tiras a más de un millón de personas que además se pusieron a comentar y debatir. Fue la tira de “pedido de matrimonio“, que al parecer toca muy hondo en tradiciones tan fuertes como la del sellado tradicional del amor. En aquel momento se abrió un debate importante sobre la minería de oro y su utilidad que fue muy interesante.
Después con el tiempo hubo una o dos tiras que llegaron a más alcance.
La próxima meta es la de hacer una pequeña publicación impresa: estamos trabajando en ello.

 

¿Trabajan con una agenda propia?
Sí, la agenda es totalmente propia, no participa nadie más ni nos influye nadie más que nuestra propia conciencia.

Puntualmente sobre el dibujo: ¿qué técnicas utilizas? ¿cuáles son tus ilustradores de referencia? 
Utilizo una técnica muy básica: marcadores y lápices de colores. Me han recomendado usar tablet y otros dispositivos que usan hoy día los ilustradores, pero por ahora disfruto de lo artesanal y terapéutico de mi técnica.
No tengo ilustradores de referencia para inspirarme en lo que hago. Sí puedo decir que siempre me han gustado las historietas – todavía guardo la colección entera de Astérix de cuando era chica – y puedo mencionar algunos ilustradores actuales a los que admiro mucho, como el chileno Montt, el español El Roto, el argentino Bernasconi o el estadounidense Matthew Inman (the oatmeal).

¿Te gustó este contenido?