LA DESPEDIDA

La Despedida

Nuestra crítica especializada se mete con el cortometraje La Despedida para reflexionar sobre los mecanismos de producción en el cine estudiantil.

Por Candela Vey

Cuando era estudiante de cine recuerdo que había una pica entre los que estudiaban en “la FUC” y todos los demás mortales (estudiantes de escuelitas a las que podíamos acceder por la cuota). Con el tiempo me di cuenta que no todo lo que brilla es oro y los ejercicios llamados “cortometrajes de escuela” son lo mismo estudies donde estudies, lo que cambian son los medios de producción.

la despedida

Y así llego a La despedida el cortometraje realizado por Mariano Ministrelli en 2014, seleccionado para el 24º Festival Internacional de Cortos de Río de Janeiro, en el que un grupo de jóvenes lleva en el baúl del auto al amigo que se está por casar, interpretado por Nicolás Mateo (Nadar sólo, 2003) a un descampado con una canastita de mimbre, una capa roja, le pintan los labios y lo abandonan en el medio de la nada haciendo de esa jodita “la despedida de soltero”.

Y así es como el protagonista/caperuzito, un nene bien de algún barrio de zona norte, dentro de la adversidad de su accidentada despedida conoce a una chica de otra clase social que lo cautivará. No voy a contar el final pero hay un cambio en el punto de vista resultando un guiño canchero hacia el espectador.

Lo que me acabo de enterar “imdebeando” a su director es que dirigió la película “El hermano de Miguel” (2018) estrenada en el último BAFICI.

Mirá el corto La Despedida

  • Si te gustó este post, podés descubrir más Corto La Bocha haciendo clic acá.

¿Te gustó este contenido?