TAN SOLO TRES LETRAS PARA TANTA MAGIA

Hubo un tiempo cuando para ver una película era necesario contar con una videocasetera, rogar que en el videoclub no estuviese alquilada y que en casa nadie la estuviera usando. En ese tiempo, las películas eran grabadas en formato VHS, venían en cajas toscas  y ocupaban mucho más espacio que un pen drive. Sobre ese objeto perdido en el tiempo, vamos a hablar hoy.

El VHS fue el formato por excelencia entre los 80´y 90´, tiempos donde florecían los videoclubes (como hoy las cervecerías artesanales) y el público por fin podía comenzar a ver sus películas sin tener que esperar a reposiciones que tardaban más de lo necesario.

Esa época pasó pero siempre quedan custodios: podemos decir que la marca -porque ya es una marca- Raro VHS ya es un clásico en el mundo on line, su responsable Cristian Sema brindó decenas de entrevistas explicando su pasión por el Video Home System (VHS), su fanatismo por el cine bizarro y su obsesión por compartir joyas y encontrar nuevos tesoros.

Si aun no visitaste sus redes, te recomendamos comenzar a indagar por las cientos de maravillas que ofrece Raro VHS: desde trailers olvidados, versiones rarísimas, publicidades viejas, partidos de fútbol, material de archivo único y un montón de contenido que provoca frases como: huy, no la puedo creer, ¿te acordas de esta? ¿cómo hizo para conseguir esto?

 

¿Te gustó este contenido?

Tags from the story
, , ,